Los Angeles y la NFL II

Los Angeles y la NFL II

En previa columna abordamos el tema del mercado de Los Angeles y la impotencia de la NFL de no poder colocar a un equipo en dicha ciudad durante dos décadas.

 

La NFL está liderada por 32 multimillonarios y uno más, su Comisionado, es un empleado de aquéllos.

 

Tenemos la mala costumbre de asumir el hecho de que, alguien por ser multimillonario, debe ser muy inteligente, cosa que la NFL, entre otras empresas, sociedades, ligas etc. nos demuestra que no necesariamente es el caso.

 

Con el drama de Los Angeles estos personajes han incurrido en diversas fallas que dejan a tanto aficionado preguntándose qué necesidad de meterse en un problema en el cual no hay solución clara, por lo menos no ahora.

 

 

Demos un repaso por los tres equipos candidatos a mudarse y analicemos aciertos y fallas de cada uno.

 

1.-Rams de San Luís.

 

Antecedente. Equipo que ya estuvo en Los Angeles con amplia tradición y considerable afición y con buen apoyo de aficionados en su mercado actual San Luis.

 

Porqué se quieren mudar. Olvídense del Estadio, Stan Kroenke su dueño es un zar de los negocios que siente que el mercado de San Luis le queda chico y busca colocarse en el segundo mercado más grande de Estados Unidos para mayor proyección personal.

 

Ventajas. Son el equipo más deseado en Los Angeles. Su dueño posee una inmensa fortuna que le ayudaría a ganar mercado a las diversas ofertas de entretenimiento en la ciudad angelina. Su proyecto es para un solo equipo lo cual permite que la NFL regrese con cautela a la ciudad que ha perdido tres equipos. Jerry Jones, el dueño/cuasi-Comisionado ha manifestado públicamente su apoyo.

 

Desventajas. Que hizo mal San Luís? Tienen que darle mejor trato a este mercado.

 

Proyecto de Estadio. Privado para un solo equipo en Inglewood CA. a un costado del Forum de Los Angeles que hicieran famoso los Lakers de Los Angeles. Está el detalle de la cercanía con el aeropuerto pero parece haberse solucionado.

 

¿En que han fallado? Kroenke nunca ha atendido a la ciudad de San Luís quien busca mantener a su equipo a como de lugar con un proyecto que se encuentra concluido en un 70% al día de hoy. Lo importante de esta ciudad es que ha demostrado saber apoyar a su equipo y la NFL debe considerar ante todo, interés del aficionado, este es el elemento clave.

 

¿Qué pudieron haber hecho? Vender su proyecto de mudanza en privado con el Comisionado y con los dueños interesados y detectar al equipo que más carece de mercado y afición (¿Jacksonville?) para ofrecer a éstos a su vez, el mercado de San Luís. Hay que recordar que el proyecto de Inglewood es el que más ofrece amenidades (su propio estudio de Televisión en Los Angeles) a la NFL por lo que Kroenke pudo haber convencido a dueños en privado en lugar de anunciar en público su deseo de mudarse sin avisarle a nadie. Imaginen a Kroenke y al dueño de Jacksonville, Shahid Khan cabildeando este proyecto unidos.

 

Y ¿ahora qué? Si Kroenke ya le apostó a su soberbia, debe de seguir por ese canal y mudarse el año próximo con o sin consentimiento de la Liga. El ego de este billonario es muy grande como para quedarse en San Luís de brazos cruzados ante un voto adverso de sus colegas. Otro tema es que le pudieran prometer el mercado de Londres en donde ya es dueño del Arsenal, famoso club de soccer, pero esto es una apuesta muy lejana.      

 

2.-Chargers de San Diego.

 

Antecedente. Equipo que estuvo un año en Los Angeles bajo el esquema de la antigua AFL, con tradición de 55 años en San Diego y con buen apoyo de aficionados en esta ciudad.

 

Porqué se quieren mudar. Aquí el problema es el estadio de San Diego que está muy viejo, muy descuidado por la Ciudad y no le permite al equipo competir en ingresos con los demás equipos.

 

Ventajas. Son el equipo más cercano a Los Angeles, en donde, a decir del dueño Dean Spanos, se genera el 30% de negocio del equipo, cifra que está sujeta a prueba. Bob Iger, CEO de Walt Disney está de su lado. Dos dueños del Comité de la Liga para Los Angeles, Bob McNair (Houston) y Jerry Richardson (Carolina) han manifestado públicamente su apoyo.

 

Desventajas. ¿Por donde empezamos? Su proyecto requiere de un socio. Ese socio (Raiders) está en la misma división que San Diego por lo que hay que cambiar a equipos de conferencia y divisiones. Su proyecto de dos equipos es probable que sature al mercado con oferta de NFL en una ciudad que no se ha preocupado mucho por llevar 20 años sin equipo. En Los Angeles prácticamente nadie quiere a los Chargers habiendo quedado por debajo de un equipo de expansión en varias encuestas de equipos deseados por los residentes. La mudanza de dos equipos a Los Angeles prácticamente cierra la puerta a San Diego, ciudad que se ha distinguido por apoyar a un equipo en las pocas buenas y en las muchas malas. Su dueño no posee ni cercana la fortuna de Kroenke por lo que no se sabe como se manejaría su ingreso a esta urbe.

 

Proyecto de Estadio. Privado para dos equipos en Carson CA. en un terreno que actualmente se encuentra contaminado y no apto para construirse.

 

¿En que han fallado? Alex Spanos, padre de Dean y patriarca de la familia irritó a toda la ciudad de San Diego al solicitar un estadio nuevo en 2002 a escasos cinco años de que se expandiera su actual estadio a costa de la ciudad. Durante años fueron beneficiados con una garantía de la ciudad que compraba todos los boletos no vendidos para los juegos en casa, costándole mucho dinero a la ciudad. Lanzaron varios proyectos de nuevos estadios a la comunidad pero nunca educaron a la misma de porqué es benéfico un estadio para una ciudad y no sólo para los Chargers. Desde 2008 rara vez ha dado la cara en público.

 

¿Qué pudieron haber hecho? Haberle dicho a la ciudad con franqueza lo que querían en todo momento y poner a la ciudad contra la pared. Si se hubiera trabajado desde 2008 en el proyecto de Downtown (supuesta sede que prefería el equipo desde dicha fecha) no se hubiera perdido tanto tiempo y dinero en San Diego por culpa tanto del gobierno como del equipo. Hoy alegan que trabajaron arduamente durante diez años en conseguir estadio nuevo pero lanzar propuestas y permitir que caigan en abandono no es trabajo y mucho menos arduo.

 

Y ¿ahora qué? Tanto Spanos como Mark Davis son peones que, es sabido, agachan la cabeza y se someten a todo voto de la NFL por lo que en caso de perder dicho voto, regresaría cada quien derrotado a su casa. El problema de Spanos, a diferencia de Davis, es que tendría que reparar severamente una relación bastante dañada por su culpa con sus clientes y aficionados. Nada imposible.

 

3.-Raiders de Oakland.

 

Antecedente. Equipo que ya estuvo en Los Angeles con mediana tradición y considerable afición, ganaron el único Super Bowl para dicha ciudad en 1983 pero su origen y casa es Oakland en donde el estadio es deplorable y el apoyo de aficionados ha ido decayendo con el tiempo.

 

Porqué se quieren mudar. Básicamente el estadio es viejo y no rentable, desde hace mucho tiempo no se llena en forma constante y dejaron pasar la oportunidad de oro de asociarse con sus vecinos en San Francisco.

 

Ventajas. Son el segundo equipo más deseado en Los Angeles después de Rams. Tienen afición eso nadie lo duda, el problema es que tanta de esa afición estaría dispuesta a pagar los nuevos precios de la NFL (palcos, licencias etc.).

 

Desventajas. ¿Otra vez a LA?  Este equipo ya abandono Oakland por Los Angeles en una ocasión, los dueños están renuentes a permitir eso de nuevo. El dueño no tiene el poder económico que una franquicia ahí necesita.

 

Proyecto de Estadio. Ver San Diego. Lo irónico para los Chargers sería ver un juego en Carson entre Raiders y Chargers en el estadio ideado por Spanos lleno de aficionados de Raiders, o peor aún, si los equipos andan mal, para no variar, semi vacío.

 

¿En que han fallado? El equipo con menos iniciativa de los tres, prácticamente depende de lo que diga Dean Spanos en San Diego, recordemos que Alex Spanos se hace dueño de San Diego gracias a la invitación de su amigo Al Davis quien fuera dueño de los Raiders mucho tiempo y padre de Mark. Mark y Dean son buenos amigos.

 

¿Qué pudieron haber hecho? Se han manejado con cautela porqué no tienen muchas opciones. Por lo menos el dueño no ha irritado a Oakland como Spanos a San Diego.

 

¿Y ahora qué? A esperar de lo que diga la NFL, no tienen mucho para dónde hacerse. Existen varios socios que han coqueteado con la idea de unirse con ellos en Oakland en busca de soluciones.

 

 

Conclusión. Lo que debe hacer la NFL es claro, deben patear el balón y esperar otro año para tomar esta importante decisión. Si la NFL le dice claramente a San Diego y a Oakland qué es lo que se necesita para quedarse ahí, es más probable que lo obtengan que negociando con esperanza, ultimátums y sin enfrentar los problemas como lo han venido haciendo.

En un futuro Rams debe estar en Los Angeles, Raiders en Oakland y Chargers en San Diego, así lo marca la historia y así lo marca el apoyo de los aficionados, esto es lo más importante, los estadios nuevos jalan al aficionado casual y ejecutivo, los estadios viejos jalan a los aficionados de corazón. Esto no quiere decir que a San Luís lo dejemos sin equipo pero hay que ver a Jacksonville o a Tennesse para ver cómo han estado apoyando a sus equipos y la situación de sus pequeños mercados y estadios para ver si por ahí está la solución.

 

Mucha suerte a la NFL este 12 y 13 de enero en Houston, mucha suerte a las cuatro aficiones involucradas, ningún proyecto, ni Inglewood ni Carson, parece tener los votos suficientes pero los dueños parecen aferrados a resolver esto a como de lugar.

 

@robertovegat