La pretemporada: ganancias vs. pérdidas.

La pretemporada: ganancias vs. pérdidas.

Ahora que estamos en la pretemporada, hagamos un recuento de la historia de estos partidos. En 1920, cuando la NFL fue fundada, no existían los juegos de exhibición o pretemporada. Todos los juegos contaban para determinar al campeón de la liga. En 1924, la liga modificó esta regla para declarar a los juegos que se realizaban en diciembre o después, como juegos de exhibición. Para mediados de la década de los 30s los equipos se preparaban para 12 juegos de temporada regular, hasta después de 1939, los equipos jugaban juegos de exhibición fuera de la liga, antes, e incluso durante la temporada regular, durante las famosas “semana de despedida o bye weeks”.

 

En los 50s los equipos empezaron a jugar 14 juegos de temporada regular y jugaban 4 o 5 juegos de pretemporada. En la década de los 60s aumentó el número de partidos de exhibición. En los 70s, cuando la NFL se incorporó con la AFL, inició la práctica de requerir que los portadores de boletos para la temporada (season ticket holders) pagarán por uno, dos y después tres partidos de exhibición. Desde entonces estos partidos fueron, y siguen siendo, una larga fuente de ingresos para la NFL. Y es importante notar que a los jugadores no les pagan lo mismo por estos partidos, que por los de la temporada regular, lo que significa más ingresos para la NFL y los mismos equipos.  

 

De 1970 a 1977, la temporada de la NFL consistió en 14 juegos de temporada regular y 6 juegos de exhibición. Por lo general 3 partidos en casa y 3 de visitantes. En 1979, la temporada regular se expandió a 16 juegos y los juegos de exhibición fueron reducidos de 6 a 4 partidos.  De 1999 a 2001, cuando la liga contaba con un número impar de equipos, se agregaron algunos partidos de exhibición en el fin de semana del Salón de la Fama. Esto se modificó cuando los Houston Texans pasaron a formar parte de la NFL en 2002.

 

Cada agosto, todos nos emocionamos al empezar la pretemporada y se empieza a hablar de lo que hay en juego, principalmente las ganancias que la pretemporada da a la NFL y sus franquicias, los arreglos para que los juegos sean televisados, el precio de los boletos de pretemporada, que antes eran más baratos que los de la temporada regular, pero el día de hoy cuestan lo mismo que unos boletos de temporada regular, concesiones, sponsors, etc.

 

Los juegos de pretemporada fueron creados por el deseo de preparar a los jugadores para la temporada regular y como herramienta de ingreso y promoción. Para la década de los 70s los dueños de los principales equipos empezaron a elevar los costos de los boletos para estos partidos, sin embargo, los jugadores principales no entran a jugar a estos partidos.

 

Hace tiempo, los juegos de pretemporada eran la ventana perfecta para ver si tu equipo favorito de la NFL había mejorado. Ahora tenemos un elemento que debería cambiar nuestra perspectiva acerca de los juegos de pretemporada, las prácticas conjuntas. En éstas, los jugadores de dos equipos entrenan simultáneamente en el mismo campo.  Pueden llegar a ser muy favorables para los jugadores, pueden ensayar más jugadas, e incluso, puede incluir reglas especiales para cada práctica, como ejemplo: poner un jersey rojo al mariscal de campo para evitar violencia innecesaria o permitir sólo ciertas prácticas de entrenamiento con contacto para evitar lesiones. Con esto no quiero decir que las prácticas conjuntas evitarían al 100% las lesiones, pero con las reglas necesarias si lograrían menor exposición. Entonces, porqué no inclinarnos por la prácticas conjuntas en lugar de los juegos de pretemporada, si estas prácticas conjuntas se hacen en estadios y se venden los tickets, los fans van a comprarlos e ir a disfrutarlos también.

 

La pretemporada no cuenta para la temporada regular y sin embargo si tiene graves consecuencias para esta última, examinemos todas las bajas que ha habido en esta pretemporada, como por ejemplo la pérdida de Jordy Nelson (Green Bay Packers) por lesión en la rodilla y Maurkice Pouncey (Pittsburgh) por lesión en el tobillo y Robert Griffin III de Washington por conmoción cerebral.

 

Los jugadores pueden lastimarse en las prácticas también, pero ¿no es de sentido común que mientras menos oportunidades haya de que los jugadores se lastimen mejor?

 

Aaron Rodgers, hablando a la prensa después del juego en el que su equipo perdió a Jordy Nelson, dijo: “Esto debería evaluarse, es difícil perder a un jugador así en un juego que no cuenta, es decepcionante tener lesiones como ésta”.

 

Ese mismo domingo, Troy Aikman, ex mariscal de campo de los Cowboys dijo en su cuenta de Twitter: “4 juegos de pretemporada pero todos jugados sin nadie que tenga importancia para la temporada regular por el temor a una lesión. Tiene sentido, pero para que 4 juegos de pretemporada entonces?”. En otro Twitter comentó: “La NFL siempre contesta “Hacemos todo esto por los fans” Todavía  no conozco a un verdadero fan de la NFL que ame la pretemporada”. Y remató “Fuera de 10 tipos máximo, los entrenadores pueden escoger su alineación cuando el campamento empieza. Ellos han estado evaluando a estos tipos desde Mayo”.

 

Todos estamos felices de que el ovoide este volando de nuevo, pero ¿a qué costo? Como super fan de la NFL, ¿no preferirías menos pretemporada y más prácticas conjuntas? La decisión es tuya haznos llegar tu opinión.

 

@juliadecuartaygol