La cortina de acero aparta a los Bengalís de ganar en postemporada.

La cortina de acero aparta a los Bengalís de ganar en postemporada.

Dos apariciones en Super Bowl sin conseguir una sola victoria tienen los Cincinnati Bengals desde que fueron fundados en 1968 por Mike Brown. Para este equipo han pasado más de 20 años desde la última victoria en postemporada en una serie de comodín(en esa ocasión contra de los Houston Oilers). 

 

Los años 2005, 2009 y el periodo de 2011 al 2015 los Bengalís han logrado su pase a postemporada bajo las indicaciones del entrenador en jefe Marvin Lewis, todas de manera consecutiva pero sin victoria. 

 

De nueva cuenta se medirán en contra de los Steelers en una serie de postemporada y, muy probablemente, tendrán que iniciar su camino en busca del trofeo Lombardi con el joven mariscal de campo AJ McCarron, quien ha tenido que dejar la banca en los últimos cuatro juegos por la lesión de Andy Dalton. McCarron tiene 76 de 115 pases completos, 832 yardas, dos intercepciones y seis anotaciones, dos de esas en contra de los Acereros durante la semana 14. 

 

El Wild Card de este fin de semana en contra del rival divisional anticipa que será un juego en el que habrá muchos pañuelos amarillos y varios conatos de bronca; la razón, es que en la semana ocho el apoyador de los Bengals, Vontaze Burfict, fue señalado por lesionar al corredor estrella de los Acereros, Le´Veon Bell, de ligamento de la rodilla que lo dejó fuera por el resto de la campaña.

 

En la jornada 13 ambos equipos se volvieron a encontrar; en esa ocasión los de Ohio terminaron con un par de bajas importantes porque la defensiva de los Steelers terminó haciendo justicia por su propia mano, al dejar conmocionado al ala cerrada, Tyler Eifert (perdió los dos juegos siguientes), y al mariscal de campo titular, Andy Dalton, con una fractura en el pulgar de la mano. 

 

Si bien es cierto que lo hecho en campaña es cosa pasada hay que resaltar que ambas franquicias tienen buenas armas a la ofensiva. 

 

Mientras que los Bengalís cuentan con el corredor Jeremy Hill, quien en las estadísticas de la NFL empató en el primer puesto con 11 acarreos para anotación y 794 yardas de manera terrestre; el segundo corredor Giovani Bernard culminó en la posición 23 con 730 yardas y dos touchdowns. 

 

Además, cuenta con el octavo mejor receptor de la liga A.J. Green, quien lideró al equipo con mil 297 yardas y se metió al selecto grupo de jugadores de la franquicia que en cinco temporadas consecutivas recibió para dar más de mil yardas.

 

El ala cerrada, Tyler Eifert, terminó en las estadísticas por encima de Rob Gronkowski con 13 touchdowns al ser uno de los más buscados por su mariscal de campo en zona roja. Ya por último la defensiva de los Bengals tiene dos caza cabezas (Carlos Dunlap y Geno Atkins) con más de 11 capturas.

 

Por su parte, los Steelers de Pittsburgh es  un equipo con marca positiva de victorias en postemporada en la historia de la NFL, con 33 ganados y 22 perdidos, de lograr este fin de semana una victoria más empatarían el récord que ostentan los Vaqueros de Dallas con 34.

 

Ben Roethlisberger cuenta con un balance de 11 victorias y sólo dos derrotas de visita en Cincinnati, lo que indica que se siente cómodo visitando la ciudad. “Big Ben” culminó la temporada con tres mil 938 yardas, 21 pases de anotación y 16 intercepciones. 

 

En el ataque terrestre, DeAngelo Williams logró 907yardas y 11 pases de anotación; sin embargo, en la última fecha en contra de los Browns tuvo que abandonar el juego por una lesión en el tobillo, ello implica el debilitamiento de la ofensiva. 

 

Entre las fortalezas que tienen los Acereros es elataque por aire, ya que el receptor Antonio Brown obtuvo 136 recepciones durante la temporada con mil 834 yardas. Además, en el cuerpo de receptores estáMartavis Bryant, quien en apenas su segunda temporada como novato registra 16 touchdowns en 22 juegos; también se encuentra el ala cerrada HeathMiller, quien sabe desmarcarse bien en trayectorias cortas para completar terceras oportunidades. 

 

La llamada cortina de acero terminó como la tercera mejor en capturas de mariscales de campo con 48 y provocó 13 balones sueltos. Los defensivos a seguir el sábado en punto de las 19:15 horas son alveterano de 37 años James Harrison; el apoyador Lawrence Timmons y el profundo Mike Mitchell. 

 

Sin lugar a dudas es un juego que no hay que perderse, ya que tendrá los condimentos perfectos. Para los fanáticos de los Bengalís las estadísticas nos adelantan que el equipo seguirá sin ganar en postemporada.

Mi twitter @abreulavat y en Facebook como Francisco Lavat Abreu.

 

 

 

 

 

 

No comments

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.