Jay Cutler "preocupado" por su pulgar lesionado

Jay Cutler "preocupado" por su pulgar lesionado

 

El quarterback de los Chicago Bears, Jay Cutler, salió del partido en el tercer parcial del partido del lunes, una derrota contra los Philadelphia Eagles por 29-14, y nunca regresó.

Cutler, quien utilizó un yeso protector en su mano derecha para la conferencia post partido, dijo que se estaría sometiendo a más exámenes médicos el martes.

"Estoy preocupado. Como quarterback, uno necesita su pulgar derecho", dijo Cutler.

Cutler dijo que se había lastimado más temprano en el partido y que "en realidad no podía agarrar bien el balón", algo que contribuyó a que lanzara una intercepción al linebacker de los Eagles Nigel Bradham faltando 36 segundos del tercer parcial.

Esa fue la última jugada de Cutler en el partido y fue reemplazado por Brian Hoyer.

"No pude ponerle la velocidad que quería para que fuera por encima del linebacker", dijo Cutler sobre la intercepción. "Fue desafortunado, le hizo daño al equipo. Sabía que estaba poniendo al equipo, especialmente la ofensiva, en riesgo a ese punto ... ya sabía que mi día había terminado".

Antes que Cutler saliera del terreno, las cámaras de televisión lo captaron en una breve confrontación por el apoyador lesionado Pernell McPhee en la banca. McPhee, uno de los líderes de la defensiva de los Bears, está en la lista de lesionados por un problema con su rodilla.

"Yo no tengo un problema con eso", dijo Cutler. "Él es un tipo apasionado. Todo el mundo tiene mucho invertido en esto, y él también. A nadie le gusta perder. A nadie le gusta perder de esa manera. Él está molesto. Yo estoy molesto".

Cutler, de 33 años, completó 12 de 17 pases para 157 yardas y una intercepción. También perdió un balón suelto.

Un veterano de 11 años, Cutler se ha perdido 15 partidos debido a lesiones desde el 2010.

Se fracturó el pulgar derecho en noviembre de 2011 en un partido contra los San Diego Chargers al intentar hacer un tackle tras una intercepción. La lesión causó que perdiera el resto de la temporada.

Los Bears tenían marca de 7-3 en ese punto tras vencer a los Chargers, pero perdieron sus próximos cinco partidos y no lograron entrar a los playoffs.