Gary Kubiak y Marcus Peters siguen asombrando

Gary Kubiak y Marcus Peters siguen asombrando

Tras la exhibición de los Patriots en el Thursday Night Football ante Houston, Max Kellerman decía en First Take, programa de la ESPN, que Bill Belichick es el mejor entrenador de la historia, extendiendo su premisa a todo el deporte americano y no solo al Football. Este ha sido el Trending Topic de la semana en el mundo del Football. Ovaciones y reverencias, todas merecidas para el genio desaliñado de la sudadera. Sin embargo, y a la chita callando, un nuevo genio acecha en la NFL. Su nombre es Gary Kubiak y está haciendo algo asombroso.

Uno de los aspectos por los cuales se está rindiendo pleitesía a Belichick es el hecho de ganar con varios Quarterbacks. Se lesiona Brady y gana con Garoppolo. Se lesiona éste último y gana con Brissett. Pues bien, Kubiak ha llevado esto a otro nivel. Con la victoria ante los Bengals (la cual le coloca con un récord de 7-0 ante Marvin Lewis), el Head Coach de los Broncos se ha convertido en el primer entrenador desde la temporada 1985-1986 en ganar tres partidos con tres Quarterbacks diferentes en un lapso de tiempo inferior a dos años.

Con un Manning de 39 años como titular ganó sus primeros siete partidos como Bronco, con un Osweiler sin experiencia ganó otros tres seguidos y ahora, con Siemian, un jugador de 7ª ronda con una carrera intrascendente como colegial, ha ganado también tres seguidos. La racha actual asciende a ocho victorias consecutivas, siendo la mayoría de ellas ante los mejores equipos de la NFL. Kubiak no se complica la vida, y eso le da resultados. El pasado domingo, con el partido en juego ante los Bengals, aprovechó la lesión de Adam Jones para, recién ingresado su backup en el campo, atacarle verticalmente con Demaryius Thomas en una situación de 1vs1. Siete puntos subieron al marcador y el partido quedó finiquitado. Los Broncos empiezan la temporada como el año pasado, desmarcándose del resto de rivales de la AFC West.

Marcus Peters es el mayor playmaker de la NFL como ballhawk desde Ed Reed

Kansas City consiguió una cómoda victoria en casa ante unos Jets que, a priori, se pensaba que iban a ser un rival mucho más complicado del que acabó siendo. A los Chiefs les bastó con explotar la zona underneath de la defensa Jet de la mano de Travis Kelce y esperar a que Fitzpatrick fuera Fitzpatrick para lograr una victoria en un partido sin historia. Los defensores de los Chiefs tocaron el balón con las manos hasta en quince ocasiones, interceptando seis de ellos.

Dependiendo de la manera que uno tenga de entender el Football, y en concreto la posición de Cornerback, Marcus Peters es un jugador que siempre va a generar debate. El ex de la universidad de Washington es un gran cornerback, pero no es el Nnamdi Asomugha de los Raiders. Asomugha eliminaba un lado del campo. Los Quarterbacks no miraban a su lado. A Peters le buscan y le encuentran. Es el mejor de la liga jugando el balón, pero hay que convivir con el hecho de que será batido con cierta frecuencia por los receptores rivales. No obstante, Peters tiene un don para crear jugadas. Jugadas que crean momentum e inercia positiva, cambios de posesión y puntos en el marcador. En solo 18 partidos como profesional, ya casi tiene más intercepciones que Asomugha en su carrera. ¿Qué prefieren, un Cornerback que elimine medio campo o un Cornerback que no tenga esa capacidad como shutdown corner pero que sin embargo suba puntos al marcador y genere turnorvers en un ratio escandaloso? Dependerá de la forma de entender el football de cada individuo. Por lo pronto, Peters ya ha interceptado el balón en 12 ocasiones con tan solo 19 partidos como profesional y ya ha defendido el balón en 33 ocasiones. Es el mejor playmaker (que no cornerback o jugador) desde la posición de defensive back desde Ed Reed.

Los Raiders vuelven a California con la victoria, los Chargers no

Oakland tuvo una victoria fea, pero victoria al fin y al cabo, en Nashville. En uno de esos partidos que daba la sensación que ninguno de los dos equipos quería llevarse, acabó llevándosele el menos malo de los dos. En los Raiders mejoró notablemente la defensa contra el pase, no así no obstante la defensa contra la carrera, que empieza a extrañar en demasía a Aldon Smith y a Mario Edwards. Un Crabtree clutch y una defensa que pudo contener a Mariota bastaron para ganar a los Titans. Los Raiders llevaron la delantera durante todo el partido, pero no supieron romper el marcador y Tennessee haciendo la goma pudo acabar con serias opciones de llevarse el partido.

San Diego vivió una debacle parecida a la que sufrió en el opener ante los Chiefs. Acabaron perdiendo un partido que tuvieron en la mano y, además, perdieron a Manti Te’o por lesión para el resto de temporada. Cada semana cae un titular distinto en San Diego. Sorprendentemente, el lado débil de los Chargers llegó de la mano de Jason Verrett, que fue totalmente superado por TJ Hilton. Verrett, que ha sido el jugador que más éxito ha tenido con Antonio Brown en los últimos años, se vio claramente superado por primera vez en su carrera. Con un ataque en cuadro, los Chargers no pueden hacer mucho más de lo que están haciendo e incluso están jugando muy por encima de lo esperado. De nuevo, una semana más, estamos a la espera de saber cuándo debutará Joey Bosa.

MVP de la jornada

Esta semana ha habido varios destacados a nivel individual. Travis Kelce, Michael Crabtree, Shane Ray, Derrick Johnson han sido algunos de los más destacados, pero el premio al MVP de la jornada número tres es para Trevor Siemian, que tras un inicio titubeante con pases fuera de lugar, tuvo un gran último cuarto llevando el partido para Denver cuando el balón más ardía.

Vía: MásDeportes 

No comments

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.