EL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS, ¿PORQUÉ SIEMPRE EN DETROIT?

EL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS, ¿PORQUÉ SIEMPRE EN DETROIT?

g      Es ya una tradición añeja para los fanáticos de la NFL reunirse alrededor de la televisión en Thanksgiving (Día de Acción de Gracias). Hoy a las 11:30 a.m. abren los juegos los Detroit Lions en contra de Philadelphia Eagles. Aunque este juego promete acción, Detroit ha sido uno de los mayores perdedores de estos juegos de Thanksgiving, con un récord de más de cuarenta juegos perdidos. En 2008, ante la vox populi que pedía juegos más atractivos que los que ofrecían los Lions, los cuales llevaban 4 juegos perdidos al hilo, la NFL se cuestionó si cambiar la regla de que uno de los juegos del cuarto jueves de noviembre fuera siempre en Detroit.

 

    Esta tradición se remonta a 1876 cuando los equipos de football colegial de las universidades de Yale y Princeton decidieron jugar en Thanksgiving por ser un día que la mayoría de la gente tenía libre. Para cuando el football se volvió profesional, el juego en esta fecha era ya una tradición generalizada en los Estados Unidos.

 

    El hecho de que Detroit sea uno de los anfitriones de los jueves de Thanksgiving tiene su origen en 1934 cuando el magnate de la radio, G. A. Richards, compró a los agonizantes Spartans de Ohio, y se los llevó a Detroit, cambiándoles el nombre a Lions. Gracias a sus conexiones en la radio y como una estrategia para atraer gente a los partidos de su equipo, logró que los Lions jugaran el jueves de Thanksgiving en Detroit en su primera temporada, lo que sigue sucediendo hasta la fecha.

 

    En 1966 los Dallas Cowboys decidieron empezar a recibir equipos contrincantes en Thanksgiving como estrategia: estaban recién creados (1960) y las temporadas iniciales habían sido bastante decepcionantes, y, aunque en 1965 empezaron a despuntar, Dallas tenía mala fama por el desafortunado asesinato del Presidente John F. Kennedy en noviembre de 1963.

 

    Los entonces St. Louis Cardinals intentaron remplazar a los Cowboys entre 1975 y 1977, pero se quedaron cortos, porque los "Cardiac Cards" nunca fueron tan populares como los Dallas Cowboys que además en el 71 y 72 habían ganado el Super Bowl.

 

    Desde 1970 las ciudades que reciben en el día de Thanksgiving son Detroit y Dallas. Todo esto venía acompañado de tratos entre las cadenas de televisión: la cadena de la Conferencia Americana (NBC y en 1998, CBS) y la de la Nacional (CBS hasta 1993, después Fox) tenían que tener asegurado un juego cada una: uno era entre equipos de la Conferencia Nacional y el otro entre un equipo de aquélla y un equipo de la Americana, que siempre sería visitante. Hoy en día esto ya no es una regla, como sucede en los partidos de hoy en el que todos los equipos que juegan son de la Conferencia Nacional (Philadelphia, Detroit, Dallas y Carolina).

 

    Desde 2006 se juega un tercer juego que forma parte del "Thursday Night Football", que no tiene conferencias o participantes fijos, la NFL decide a los contrincantes. (Chicago y Green Bay).

 

    Con la introducción del mencionado tercer juego en horario estelar, y los juegos del jueves por la noche durante toda la temporada, la discusión acerca de si debe seguir siendo Detroit anfitrión el día de Thanksgiving, ya no tiene importancia.

 

    En lo que sí se debe fijar la NFL es en agendar juegos interesantes para esta fecha. Aunque pocas veces salimos defraudados, algún juego resulta bueno, y si no, siempre podemos contar con los ridículos o errores que cometen algunos jugadores, como el butt-fumble de Mark Sanchez en 2012 que terminó en un resultado 49-19 en favor de los Patriots.

 

    En fin, aunque Thanksgiving es una celebración más que nada estadounidense, me parece que la podemos aprovechar todos los apasionados a la NFL alrededor del mundo, para pasar el día con la familia y los amigos disfrutando los partidos y una buena cena.

    

No comments

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.