Aquí en cada partido se parten el alma y la madre

Aquí en cada partido se parten el alma y la madre

Siempre me han gustado los deportes, pero confieso que ninguno ha provocado lo que el futbol americano a hecho en mí.

Tengo muchas razones del porqué me encanta este deporte pero buscando la razón principal, me encontré que la más importante para mí es aquella, que si bien se necesita en todos los deportes de conjunto, en el futbol americano va integrada forzosamente como un elemento sin el cual ni siquiera puede practicarse: tener la camiseta y los pantalones bien puestos.

Todos los aficionados serios a este deporte y con mayor razón aquellos que lo practican ó alguna vez lo hicieron, podrán coincidir en que si no estás dispuesto a entregar lo mejor de tí a tus compañeros y a rifarte el físico, simplemente debes dedicarte a otro deporte que no requiera en todo momento de estas actitudes.

Aquí las estrellas son el resultado del trabajo duro en equipo, por más aptitudes físicas que se tenga, esto significa que individualmente no hay manera de tocar la gloria sin el apoyo de tus compañeros pues no existe una sola posición que pueda desempeñarse bien de manera individual. Aquí por muy elusivo y atleta que sea un RB, si su línea no le abre el espacio no podrá llegar a estrella, un QB sin WR ó un WR sin un QB nunca será luminaria, como un LB ó un DE sin línea podrá sobresalir, y hablando de líneas qué sería de un QB sin línea…  

Cada jugada requiere una alerta y concentración total; cada jugada viene ensayada con variantes, se debe tomar en cuenta el reloj, siendo un deporte de contacto requiere una atención absoluta en todo momento para protección propia y del compañero, se debe estar pendiente de las bancas y los cambios constantes, etc.

En cada partido se parten el alma y la madre y por ello no hay lugar para tirarse y ponerse a llorar, es por esto y por otras cosas más que nada lo puede igualar!!!